Aeropuerto de Castellón, aeropuerto costoso

agosto 6, 2012 No Comments »
Aeropuerto de Castellón, aeropuerto costoso

Aeropuerto de Castellón aeropuerto y sus coberturas.

Los aeropuertos de Castellón y Ciudad Real constituyen un monumento a la «hybris» (el orgullo desmedido, a decir de los griegos) en la que cayeron algunas autonomías en el último decenio. Con cientos de millones invertidos, carecen de aviones y se han convertido en aeropuertos «fantasma». Pero no son los únicos. Ahí están los de Mérida (Badajoz) y Lérida, con un exiguo, por no decir ridículo, plantel de vuelos. Y también el de Corvera, en Murcia, un proyecto al que dio su espaldarazo el propio ex presidente asturiano Francisco Álvarez-Cascos, cuando era ministro de Fomento. Finalizado hace meses, tras una inversión de 260 millones, este aeropuerto privado, participado en un 60 por ciento por Sacyr, no puede operar al tener cerca tres aeródromos militares, uno de ellos, el de San Javier, con 1,2 millones de pasajeros anuales en vuelos comerciales, eso sí, a la baja por la crisis. Aunque se ha anunciado que el actual bloqueo podría despejarse en otoño, esto sólo sería posible si San Javier perdiese sus vuelos comerciales. Esta terminal ha sido modernizada y AENA ha abierto incluso un concurso para instalar un «duty-free». En caso de que San Javier se cerrase al tráfico comercial, AENA exigiría una compensación por las mejoras realizadas en los últimos años. La situación se complica aún más con la existencia de un gigante aeroportuario a tan sólo 60 kilómetros de distancia de Corvera, la terminal situada en Elche (Alicante), con 9 millones de pasajeros al año. Murcia siempre quiso tener un aeropuerto. Pugnó por una terminal internacional con Alicante, que se llevó el gato al agua. En 1995, cuando Ramón Luis Valcárcel (PP) llegó al poder en Murcia, encabezó la reivindicación de un aeropuerto. En 2000, tras varios estudios, se eligieron unos terrenos en Corvera, y al año siguiente, Valcárcel solicitó del Ministerio de Fomento, que encabezaba Cascos, la declaración de interés general del nuevo aeropuerto. Se cruzó entonces el diputado por Alicante Federico Trillo, a la sazón ministro de Defensa, con un proyecto para desarrollar el aeropuerto de San Javier, en cuya financiación logró involucrar al Ministerio de Cascos, lo que perjudicó a la terminal de Corvera. Valcárcel reaccionó amenazando con no presentarse a la reelección. Álvarez-Cascos terminó declarando el aeropuerto de interés general. Sería su sucesora, la socialista Magdalena Álvarez, la que autorizase el plan director del aeropuerto. El proyecto, impulsado por el Gobierno murciano, pero privado, no se adjudicó hasta 2007 y el inicio de las obras se demoró hasta 2008. Debido a la existencia de tres aeródromos militares en sus cercanías (San Javier, la base paracaidista de Alcantarilla y Los Llanos, en Albacete), Defensa sólo permite al aeropuerto de Corvera un pasillo que obligaría a los aviones a volar a baja altura.

Leave A Response