El aeropuerto de Castellón cobra una tasa

diciembre 18, 2014 No Comments »
El aeropuerto de Castellón cobra una tasa

El aeropuerto de Castellón celebrará el sábado la festividad de su patrona con un programa de actividades que incluyen una visita de varias aeronaves que aterrizarán en el aeropuerto de Castellón, que tendrá su primer vuelo regular a finales de marzo, cuatro años después de ser inaugurado.

Así lo ha explicado a EFE el presidente del aeropuerto de Castellón, Yuri Rabassa, quien ha afirmado que serán entre cuatro y seis aeronaves de socios del aeroclub las que acudirán el sábado por la mañana.

La intención de la entidad, no obstante, es invitar a otros aeroclubes de la Comunidad Valenciana y regiones cercanas, como Cataluña y Baleares, para que acudan a la cita.

El aeropuerto de Castellón tiene programado su primer vuelo regular comercial para finales de marzo, cuatro años después de su inauguración, aunque los chárter estarán antes de esa fecha.

Después de que el aeropuerto de Castellón se abriera al tráfico aéreo la semana pasada tras haber obtenido todas las autorizaciones de AESA, varios socios del aeroclub han aterrizado ya en sus instalaciones.

Desde el aeroclub han señalado que las tasas para aterrizar en el aeropuerto de Castellón para aeronaves de pequeña envergadura oscilan entre los ocho y los veinte euros, un precio “muy barato” comparado como el de otros aeropuertos españoles.

Fuentes del aeroclub han explicado a EFE que el aeropuerto de Castellón, situado entre los términos de Benlloch y Vilanova d’Alcolea, puede operar cualquier aeronave porque es de uso público, previa obtención de los permisos pertinentes y la autorización del plan de vuelo.

Al mismo tiempo han recordado que el aeropuerto dispone de permiso por el momento para recibir vuelos de miércoles a domingo de 10.00 a 18.00 horas, aunque se pretende ampliarlo en periodo estival.

Se trataría así de “dar coherencia” a la infraestructura “optimizando” su uso en un futuro con vuelos regulares o con vuelos chárter.

Leave A Response