El copiloto de Germanwings practicó un descenso ‘injustificado’ horas antes de la tragedia

mayo 6, 2015 No Comments »
El copiloto de Germanwings practicó un descenso ‘injustificado’ horas antes de la tragedia

La agencia de seguridad de vuelo francesa, BEA, tiene nuevas pruebas de que el copiloto Andreas Lubitz hizo estrellar intencionada y conscientemente el vuelo de Germanwings, el pasado 24 de marzo, e incluso ha podido comprobar que ensayó el movimiento de descenso en un vuelo anterior y que verificó los datos de la caída durante la misma para asegurarse de que el avión haría impacto en el punto deseado.

Esta sería una de las principales conclusiones del análisis de los vuelos anteriores realizados por el mismo avión y de la segunda de las cajas negras, que la BEA ha confirmado esta mañana y que ya había adelantado hoy el diario alemán ‘Bild Zeitung’. Según el director de este organismo, Rémi Jouty, el copiloto de Germanwings no sólo estrelló “intencionadamente” el avión contra los Alpes, sino que había “ensayado la maniobra” de descenso en un vuelo anterior, aunque no llegó a consumar el choque que posteriormente sí que realizó.

“Anticipó el gesto que luego hizo durante el vuelo fatal”, ha asegurado el director de la BEA. Según ha informado Jouty, en el vuelo de ida el copiloto de Germanwings ya hizo descender en varias ocasiones el aparato hasta los 100 pies sobre el nivel del mar. Estas maniobras, sin embargo, Lubitz las llevó a cabo cuando el centro de control ya había ordenado el descenso del avión y el aparato había comenzado a bajar, por lo que no tuvieron “ningún efecto significativo”.

Asimismo el director de la BEA ha confirmado que en el vuelo fatal, cuando el copiloto de Germanwings si que llevó hasta el final su plan suicida, ignoró más de una docena de llamadas por radio por parte de las autoridades militares y civiles que trataban de contactar con él para pedirle que corrigiera la trayectoria del avión.

La compañía, en crisis

La compañía Germanwings desaparecerá antes de final de año. Su matriz, Lufthansa, volará con una nueva marca low cost, Eurowings, para evitar el severo daño de imagen. Una vez establecida la voluntad del copiloto, la responsabilidad de Lufthansa de cara a posibles indemnizaciones quedará fijada por el grado de control que demuestre haber ejercido sobre los datos sanitarios de Lubitz.

La aerolínea alemana no informó a las autoridades del tráfico aéreo de los trastornos psíquicos que padecía Andreas Lubitz, según fuentes del departamento del Tráfico Aéreo y como consta en las actas del copiloto, quien en 2009 reanudó su formación en la escuela de Lufthansa tras aparentemente haber superado una depresión grave.

“No es cierto que el departamento federal de Tráfico Aéreo (LBA) estuviera informado de la situación médica del caso Lubitz”, ha informado de ese organismo.

De acuerdo con esa versión, el LBA tuvo por primera vez acceso a las actas médicas del Aeromedical Center de Lufthansa el 27 de marzo, tres días después de la tragedia del vuelo 4U 9525 que había partido de Barcelona con destino a Düsseldorf, a pesar de que la aerolínea estaba obligada a comunicar casos graves, como una depresión, de acuerdo a una normativa vigente desde 2013. La compañía se ha negado a hacer aclaraciones a este respecto “por estar sujeto a las investigaciones de la fiscalía”.

Desde 2009, momento en que reanudó su formación como piloto tras un tratamiento de varios meses contra la depresión, Lubitz pasó seis revisiones, en las que se certificó que era apto para pilotar.

extraido de elmundo.es

Leave A Response