Alcora, monumentos

Monumentos religiosos

  • Ermita de San Vicente. De 1598. Planta rectangular de una nave y crucero. Cubierta por bóveda de cañón y cépula sobre pechinas, tambor y linterna. Coro alto a los pies. En el presbiterio azulejos de la Fábrica del Conde Aranda. Decoración yeserías dieciochescas, esgrafiados y amorcillos escayola, pinturas tipo académico valenciano. Curiosa sacristía apechinada, porches feriales.
  • Ermita de San Cristóbal. Siglo XVII. Torre cuadrada a los pies, lado epístola. Portada adintelada y rematada por un frontón decorativo. Planta de una nave rectangular y dividida en cinco tramos. Coro alto a los pies. Óculo de iluminación en fachada. Interesante panorámica. Fortín carlista.
  • Calvario. Situado cronológicamente en el siglo XVI o XVII, siendo anterior al Ermitorio, construido en 1698. La ermita se reformó en 1774, ampliando y cerrando el recinto.
  • Iglesia parroquial. Realizada en varias etapas constructivas con dos fachadas, una a los pies renovada en 1901 y la antigua fachada renacentista, al lado de la epistola con portada en forma de retablo conteniendo tres hornacinas de concha. Bóveda de crucería estrellada y nervios de piedra. En las claves del ábside y bóveda, florones barrocos policromados y dorados.
  • Ermita fortificada del Salvador.La ermita fortificada del Salvador, también llamada ermitorio de San Salvador, es una ermita santuario fortificada o templo de reconquista situada en el término municipal de Alcora (Provincia de Castellón, España). Está construida en estilo románico tardío.
  • Ermita del Salvador

    Este eremitorio está construido en mampostería y piedras angulares. Su fachada se sitúa en el lado de la epístola, con portada románica y un pórtico adosado con arcos nivales. Se cubre con bóveda de cañón.A los pies dispone de una reja del siglo XVII originaria de la Ermita de Loreto, derruida hacia 1955.

  • Iglesia de San Francisco
  • Monumentos Civiles

    • Poblado Ibérico de Montmirá. Se trata de un cerro de cima amesetada, en forma de quilla de barco invertida, completamente rodeado por escarpadas laderas, y junto a un curso de agua de relativa importancia en la antigüedad, como demuestran los numerosos yacimientos localizados en sus orillas. El yacimiento ocupa toda la superficie de la cima del montículo. La existencia de restos arqueológicos en Montmirá es conocida desde poco después de la Guerra de 1936-39. Pero no será hasta 1990 cuando se inicia el proyecto arqueológico actualmente en marcha. Los más de 210 m² excavados han permitido documentar parte del sistema defensivo del asentamiento (la muralla) y diversos recintos pertenecientes a la trama urbanística del poblado (habitaciones y viviendas).
    • Castillo de Alcalatén. Fortaleza medieval, siglos X–XIII, planta triangular dispersa, recinto principal y rodeado por un camino de ronda, con aljibe y despoblado. Entrada por mediodía, con dos torres circulares y cubos y muralla almenada tipo “barbacana”.
    • Termas romanas de Santa