Benlloch, Monumentos

Monumentos de Benlloch

Monumentos religiosos

  • Calvario del Cuartico y ermita de San José. Este pequeño calvario de inicio del s. XX culminado por un pequeño templo tan humilde como encantador se encuentra en la partida de su mismo nombre, una zona montañosa de relieve suave (máximo de 500 m.) que separa el llano del Arco de la Ribera de Cabanes. Desde allí se ofrece al visitante una espectacular vista del paraje natural del Prat de Cabanes y el mar.
  • Ermita de la Mare de Deu de l’Adjutori. Templo de una nave, sin capillas, de crucero y presbiterio rectangular. La fachada de elegante estilo muestra una puerta adintelada entre pilastras coronadas con hornacina. Existen documentos originales que testimonian el hecho de que fueron unos navegantes portugueses los que depositaron la imagen de l’Adjutori en 1445.
  • Ermita de la Virgen de Loreto. Del siglo XVII, revela cierto estilo manierista en su proyección al exterior, con una amplia fachada porticada.
  • Iglesia Parroquial. Construida entre los años 1614 y 1650. Se estructura a partir de una nave, con capillas laterales y ábside poligonal y sacristía a los lados. La fachada es renacentista y está adornada con columnas de rico trabajo. La bóveda estrellada del presbiterio es claro exponente del carácter de las soluciones góticas de estas comarcas. Junto a la portada se encuentra el campanario, de unos 25 metros de altura al cual se accede por una escalera de caracol de más de 150 peldaños. Presenta aspecto de fortaleza con torreón defensivo en la parte posterior del edificio, junto con un lienzo de muralla adosada a la iglesia. Cabe decir que una de las campanas del campanar está considerada de entre las más antiguas de la Comunidad Valenciana.

Monumentos civiles

  • Aljibes monumentales. Estas construcciones civiles son depósitos de agua para uso rural y de ellas se conservan perfectamente dos de ellas jalonando el camino de la ermita de la Adjutori.
  • Masías. Masía de Botiguer, Masía de Planchadell. Son algunas de las ejemplares construcciones tanto a nivel residencial como productivo, ya que en espacios compartidos se desenvolvían ambas actividades.
  • Norias. Las numerosas norias que rodean el núcleo urbano, en algunos casos bastante bien conservadas, representan ejemplos de arquitectura rural orientada a la obtención de recursos escasos, como es el caso del agua.